Sara Pellicer

estrategia-de-comunicación

Estrategia de comunicación para negocios físicos

Ya antes de 2020 sabía que, antes o después, tendría que sumergirme en el mundo de Internet y sus infinitas posibilidades para hacer crecer mi negocio y llegar a una audiencia más amplia. En 2013 creé mi sitio web. Pero no sabía cómo integrarlo en mi estrategia empresarial ni cómo utilizarlo para alcanzar mis objetivos. Y sí, tenía los ingredientes necesarios y una propuesta de valor, pero solo sabía comunicarlos por los medios tradicionales.

Llegó 2020 y lo puso todo patas arriba. Pasamos a vivir de facto en el mundo digital. Así que no me quedó más remedio que aprender el lenguaje de Internet, con sus palabras, gestos, símbolos y todo aquello que me permitiera seguir manteniendo un trato cercano con mis clientes actuales y potenciales, pero esta vez a través de una pantalla.

Fue como empezar de cero otra vez. Tenía que conseguir que mis clientes potenciales entendieran qué hacía y por qué lo hacía, lo que mi negocio representa y, evidentemente, transmitirles cómo podía ayudarles. Si había llegado hasta aquí, tenía que hacer las cosas bien, e ir paso a paso, al igual que cuando creé mi negocio físico.

¿Cómo me lancé a hablar el lenguaje de Internet? Creando una estrategia de comunicación digital hecha a la medida de mi negocio, con la que pudiera dar visibilidad a todos los elementos que lo integran. Y me llevé una grata sorpresa al descubrir que este nuevo mundo encierra numerosas ventajas y que la comunicación digital complementa a la perfección a mi negocio físico.

En este proceso aprendí que toda estrategia de comunicación digital se divide en 7 pasos básicos, interrelacionados entre sí.

  1. Análisis DAFO

Para este primer paso, me basé fundamentalmente en la información de la que disponía en ese momento, para tomarla como punto de partida, y aproveché para hacer un análisis más profundo de mi negocio. Así, examiné el estado en el que se encontraba mi empresa, cuál era la experiencia de mis clientes con los productos que les ofrecía y cuál era mi reputación. Pero no me quedé ahí:  si mi objetivo era aprender a desenvolverme en el mundo digital también debía conocer el mercado y las tendencias online.

Todo lo de antes está muy bien, pero ¿por qué empecé todo esto proceso? ¿Qué quería conseguir con la estrategia de comunicación digital? Esa era la pregunta del millón. En mi caso, quería que mi negocio físico existiera también en el mundo digital y atraer hacia él a la audiencia que lo habitaba.

  • Cómo es mi cliente ideal

O mi buyer persona, si queremos hablar con propiedad en el lenguaje de Internet. Si quería dirigirme a una audiencia en Internet, tenía que perfilar a mi buyer persona, saber cómo era, cuáles eran sus gustos y aficiones, qué edad tenía, etc., para poder llevar a cabo el paso siguiente.

  • Creación de un mensaje único

Para llegar a mi buyer persona y atraerlo hacia mi negocio, tenía que crear un mensaje único, claro y directo, fácil de recordar. En este punto creo que también es importante definir el estilo y el tono de la empresa, para reproducirlos en el mensaje y los submensajes. Así, podremos dar respuesta a un problema concreto o satisfacer las necesidades o deseos de nuestros clientes con unos contenidos que busquen inspirar, dar confianza, ayudar, promocionar productos, entretener o crear valor para nuestra audiencia, por ejemplo. Las fortalezas identificadas en el análisis DAFO nos serán de gran utilidad en esta parte.

  • Canales de difusión

Es importante saber dónde está tu audiencia (Facebook, Instagram, Twitter, Tik Tok, etc.) y cómo puedes llegar a ella (posts en redes sociales, blog, newsletter, reels, stories).

Una vez tengamos esta información podremos adaptar los contenidos y las ideas al formato del canal elegido.

estrategia-de-comunicación
  • Calendario de publicaciones

El calendario de publicaciones no solo nos permite ordenar los contenidos, sino que, además, nos ayuda a organizar su publicación alternando las ideas, en función de la estrategia definida. Es asimismo muy útil para sistematizar el trabajo de preparación de las publicaciones. En definitiva, con el calendario planificamos la publicación de nuestros contenidos y conseguimos tener una visión de conjunto. Así, si hemos decidido que queremos comunicar contenido de valor y compartir historias de superación personales, podremos por ejemplo publicar una newsletter cada 15 díascon el primero y publicar todos los miércoles en Instagram una reflexión o historia personal.

  • Medición de resultados

Esta última fase es esencial para auditar nuestra estrategia de comunicación digital. La medición de resultados nos permite saber qué ha funcionado y qué no (¿han abierto el correo con mi newsletter?), cuál es el canal de difusión que mejor funciona con mi audiencia, cuándo es mejor publicar, y qué cambios hay que hacer.

Lo sé, cada uno de estos pasos da para un post individual. Al principio, yo también me sentí desbordada ante este nuevo mundo de infinitas posibilidades. Pero, con paciencia y rodeándome de los profesionales adecuados, logré crear una estrategia de comunicación digital adaptada a mi negocio, que ahora está presente en el mundo offline y online.

Y tú, ¿te animas a crear tu propia estrategia de comunicación digital?

(Artículo escrito por la alumna de la quinta edición de Redactor Digital María Bercianos).

2 comentarios en “Estrategia de comunicación para negocios físicos”

  1. Elena

    Me ha gustado mucho la integracuion de la estrtagia en el artículo. Sencillo, directo y claro. felicidades Maria Bercianos!! Encantadísima de ser tu compi en RD-V porque tu talento nos retroalimenta. Top Ten Five de DMentes Digitales!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.