Sara Pellicer

Foto de Sara Pellicer

Derribando mitos de la redacción digital

Gracias al desarrollo y crecimiento del mundo online, en los últimos años han aparecido nuevas profesiones imprescindibles para el desarrollo de negocios y marcas digitales. Existen Community Managers, Key Account Managers, Trafickers, Social Media Managers, Copywriters y por supuesto, Redactores Digitales.

Lo cierto es que todas ellas se caracterizan por controlar o dominar distintas partes del mercado digital, pero a la vez son complementarias para conseguir estrategias de comunicación y de venta efectivas para cada tipo de cliente.

¿Qué es la redacción digital?

La redacción digital es un elemento fundamental dentro de cualquier estrategia de comunicación en el mundo online. Con ella conseguimos informar, entretener y educar a nuestro público para generar una relación de confianza y cercanía con la marca a la que representamos ya sea la nuestra propia o la de un cliente.

Si escribir es una de tus mayores pasiones, seguramente te ha pasado por la cabeza dedicarte y formarte en redacción digital para poder conseguir tu propósito, aún así, te vienen una serie de preguntas a la cabeza que no logras resolver y que te frenan en tu propósito.

Hoy vengo a contestarlas todas, sí, vengo a romper los mitos principales que giran entorno a la redacción digital para que no te quede ninguna duda cuando decidas dar el paso de convertir la redacción digital en tu futuro.

7 Mitos de la redacción digital

MITO 1: La redacción digital es solo para periodistas o expertos en comunicación

Falso. No hace falta haber estudiado periodismo ni haberse especializado en comunicación digital para poder dedicarse a la redacción digital. De hecho, para ser redactor digital no necesitas ni haber pasado por la universidad. Aunque sí debes contar con unas características concretas: estilo para escribir, curiosidad, escribir sin faltas gramaticales o de ortografía, tener madera de investigador y por supuesto, sentir pasión por escribir en el mundo online.

MITO 2: No se puede vivir de escribir en el mundo online

Actualmente, con el auge del mundo digital, las profesiones emergentes digitales están empezando a tener una gran demanda, y por supuesto, la redacción digital, también. Las empresas se están dando cuenta de que si quieren prosperar en el futuro necesitan tener presencia en Internet, y por lo tanto, necesitan de profesionales preparados que les ayuden a entrar en este mercado de forma efectiva.

Además, como redactor digital tienes varias salidas profesionales, puedes crear tu propia marca, trabajar para una empresa ajena, o incluso, trabajar para varios clientes siendo freelance. También puedes elegir en qué tipos de contenidos quieres especializarte, por ejemplo, redes sociales, comunicación corporativa, email marketing, infoproductos… El abanico de posibilidades es amplio, por lo tanto, sí se puede vivir del mundo online y se puede vivir bien.

MITO 3: La redacción digital es lo mismo que el copywriting

Rotundamente no. Aunque es verdad que son profesiones complementarias, no son lo mismo ya que ambas se especializan en un tipo de comunicación diferente.

El copywriting es la rama de la comunicación digital que se encarga de persuadir al público para que realicen una acción determinada, ya sea vender, conseguir más seguidores, suscribirse a su newsletter, etc. Mientras que, en el caso de la redacción digital, lo que buscamos con nuestros textos es entretener, educar e informar a nuestro público buscando su complicidad, confianza y cercanía. Dicho de otro modo, buscamos generar comunidad. Si quieres saber más sobre ambas profesiones, puedes verlo aquí.

Por lo tanto, aunque ambas profesiones están especializadas en escribir en el mundo online, cada una lo hace con una finalidad diferente, y por lo tanto, ambas son igual de imprescindibles para lograr una comunicación plena y satisfactoria de la marca.

MITO 4: El trabajo de los redactores digitales se limita a escribir textos para blog

¡Nada más lejos de la realidad! Aunque es cierto que el blog es uno de los contenidos en los que pueden trabajar los redactores digitales, existen muchos más. De hecho, los redactores digitales podemos escribir en redes sociales, redactar campañas de email marketing, crear newsletters, textos para todo tipo de páginas web, infoproductos, guiones para vídeos…

Lo cierto es que una de las virtudes de la redacción digital es su gran variabilidad de formas, ya que se pueden escribir muchos tipos de contenido diferentes según cada plataforma y además, adaptándonos al estilo comunicativo que busca el cliente.

MITO 5: Cualquiera que sepa escribir puede ser redactor digital

Ser redactor digital va mucho más allá que escribir sin faltas de ortografía, tener un amplio vocabulario o no cometer errores gramaticales. Ser redactor digital implica escribir con un propósito: atraer a la audiencia. Buscamos a través de las palabras generar una conexión de confianza y seguridad entre la marca y su público potencial, y por lo tanto, hay que saber exactamente cómo comunicarnos para que esta conexión exista.

En la redacción digital no se trata solo de escribir, sino que, a parte de ello, hay otras partes fundamentales. Entre ellas una de las más importantes es la investigación; ya que para conseguir conectar con la audiencia hay que conocer bien a dicha audiencia, sus necesidades, sus deseos y sus inquietudes.

MITO 6: La redacción digital solo trata de escribir textos bonitos

Falso. Redactar no es solo escribir un texto bonito, es escribir un texto que genere atracción, de manera que si escribimos un texto perfecto, pero no consigue llamar la atención del público objetivo, no servirá de nada. Escribir bien sí, pero siempre poniendo en el centro de nuestras palabras al cliente ideal del que queremos captar su atención.

MITO 7: Para ser redactor digital necesitas un título

Aunque es verdad que ha habido una época en la que los títulos han marcado el acceso o no a un buen empleo, a tener más y mejores oportunidades laborales, a día de hoy, este sistema no funciona. Cientos de miles de personas estudian carreras universitarias seguidas de un máster, y ¿cuántas de ellas consiguen el trabajo de sus sueños? Muy pocas. Actualmente, y sobre todo, en el mundo digital, ya no se premia a quién más títulos tiene, sino al que reúne más méritos propios para el puesto de empleo.

Es lo que comúnmente se conoce como la meritocracia. Valorar a las personas por su actitud, aptitud y talento. De hecho, es muy raro que alguien que contrate a sus empleados a nivel digital pida el nivel de estudios o los títulos académicos, sino que preferirá ver cómo trabaja esa persona y decidir así si puede ser el perfil idóneo para el puesto vacante de su empresa.

La redacción digital sin duda es una profesión emergente que ha llegado al mundo digital para quedarse. Algunos expertos ya la posicionan como una de las profesiones más demandadas de los próximos años en el mundo online debido a la demanda creciente de empresas que quieren empezar a entrar en él o bien, que quieren consolidar y posicionar sus marcas.

Ser parte de esta revolución digital sin duda, es una opción muy gratificante, aunque como todas las profesiones requiere de su proceso de aprendizaje y de formación para conseguir trabajar de forma exitosa y poder vivir de ella. Sí, exacto, nada es gratis. Así que si sueñas con hacer realidad tu sueño y ser un redactor digital de éxito en la Escuela de Redacción Digital podemos ayudarte a conseguirlo.

¿Conocías todos estos mitos? ¿Hay alguno más que ronde por tu cabeza y que quieras derribar? ¡Cuéntamelo en comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.