Sara Pellicer

cómo crear experiencias virtuales

Cómo crear experiencias virtuales para alumnos o clientes

La llegada del coronavirus ha multiplicado exponencialmente las formaciones online. En este post encontrarás cómo crear experiencias virtuales para alumnos y clientes, con las que lograrás que te recuerden para siempre.

Estas experiencias virtuales quedarían englobadas dentro de lo que se conoce como aprendizaje vivencial. Un enfoque o metodología educativa que tiene como objetivo que el alumno aprenda a partir de la experiencia. Es decir, que se enfrente a distintas situaciones a través de las cuales aprenda: aprendizaje a través de la acción.

Crear experiencias virtuales con la magia de lo presencial es posible

Una de las personas que mejor conoce este tipo de experiencias y cómo impactar en los eventos virtuales es Rhodelinda Julián ya que ella es experience maker.

Ella tiene muy claro que en el entorno digital la retención de atención es un reto mayor que en un evento presencial, dadas las distracciones que pueden surgir y el hecho de no estar en la misma sala.

Es por ello que recomienda «activar» a la audiencia cada 5-10 minutos a través de dinámicas de atención, movimiento, interacción, emoción, grupales…

Rhodelinda habla de mantener «la magia» de lo presencial en el mundo digital y, en este vídeo, encontrarás una serie de trucos que ella aplica y le funcionan.

Estos trucos se pueden resumir en:

  • Agendar ponencias de 20-30 minutos.
  • Contar con la presencia de un conductor.
  • Tener un hilo narrativo: es un punto diferencial con la mayoría de eventos actuales.
  • Pensar en formatos novedosos: mesas redondas, debates, preguntas-respuestas, etc.
  • Usar dinámicas para controlar la energía de los asistentes.
la magia de las experiencias virtuales

Dinámicas que ayudan a crear una experiencia virtual inolvidable

Cuando hacemos una formación online, se hace más necesaria que nunca la inclusión de dinámicas a lo largo de la clase por 2 objetivos principales:

  1. Lograr mantener viva la atención de los asistentes.
  2. otenciar así su capacidad para recordar lo que les estás contando.

Edgar Dale, en su cono del aprendizaje, reflejó la capacidad de retención de lo que aprendemos. Posteriormente, se han hecho varias adaptaciones de dicho cono y se han descrito datos tan llamativos como que, a las 2 semanas, tan solo recordamos el 5 % de lo que escuchamos; mientras que, si se realiza una práctica a la vez que se aprende, recordamos hasta el 75 %.

Con estos datos, queda claro que la introducción de dinámicas en las clases y conferencias es vital para que los asistentes recuerden el mensaje que quieres que se lleven al acabar tu formación.

En cuanto al tipo de dinámicas, existen miles de opciones por Internet pero se trata de que elijas las que realmente se adapten a cada formación (piensa sobre todo en el contenido y en los asistentes) o, mejor aún, puedes crear las tuyas propias adaptando otras ya creadas con anterioridad.

Algunos ejemplos de tipos de dinámicas son:

  • Atención: hacer preguntas es la mejor manera de mantener la atención de la audiencia. Para comenzar una ponencia o un bloque de contenido o actividad, puedes utilizar la frase “¿Cuántos de vosotros… ?”. El objetivo es no dejar nunca a nadie fuera: uno de los mantras de mi mentor Josepe García en sus cursos de comunicación de alto impacto.
  • Energía: empieza y acaba cada sesión con una canción (te recomiendo que elijas una que se convierta en «la canción del evento») para que bailen y muevan el cuerpo. Activarse es muy importante para tener la mente despejada y concentrarse.
  • Networking: antes de empezar la ponencia, puedes pedir a todos los asistentes que cumplan la característica X que levanten la mano derecha y a los que cumplan la Y, la izquierda. Así, entre ellos ya perciben con quién podrían llegar a establecer colaboraciones.
  • Interacción: crea grupos reducidos para que, en un corto periodo, debatan sobre 1 tema que tú elijas. Eso sí, una temática que esté relacionado con la ponencia para que interactúen entre ellos, así fomentarás el aprendizaje.
  • Para romper el hielo: puedes inventarte una coreografía para la canción del evento y hacerles bailar, les puedes pedir que se presenten uno a uno en pocos segundos antes de empezar tu clase, etc.
dinámicas más efectivas para las experiencias virtuales

¿Qué te ha parecido este post? Cuéntame, si eres infoproductor, ¿aplicas alguna de estas técnicas? ¿Vas a empezar a implementarlas en tus cursos y clases en directo? ¡Te leo en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.